¿Cómo te conviertes en un hacker cívico/a?

Los hackers cívicos son ingenieras, tecnólogos, ciudadanas, científicas, diseñadores, artistas, educadores, emprendedores y cualquier persona dispuesta a resolver los problemas y retos de nuestras comunidades, ciudades, estados y países; pero, ¿cómo te puedes convertir en un hacker cívico(a)?

Cuando vamos a la primaria, todos llevamos la clase de civismo, ¿la recuerdan? Esa clase en la que nos enseñaron que era importante votar cada seis años y mantenernos informados de lo que pasa con nuestros vecinos. La educación cívica busca fomentar las reglas básicas para la convivencia en nuestra sociedad. Llevamos esta clase una vez y conforme pasan los años vamos poniendo un sentido práctico a lo aprendido.

Un hacker cívico es una persona que recuerda practicar el civismo todos los días y enfoca sus retos a los retos cívicos y sociales que enfrenta su país . ¿Quiéres ser un hacker cívico? El primer paso es pensar cómo, desde tu propia ocupación, puedes aplicar las reglas cívicas para nuestra sociedad. ¿No es fácil? ¿cierto?. El segundo paso es buscar maneras ingeniosas para lograrlo e incluir a otras ocupaciones en tus soluciones. ¡Voilá!, entonces, ya eres un hacker cívico.

Una de las partes más importantes del hacking cívico, es que considera a todas las profesiones, oficios y ocupaciones. ¿Cómo puedo ser un hacker cívico si trabajo como cocinero en un restaurante?. Primero que nada, debes identificar las necesidades cívicas alrededor de tu profesión y los problemas de tu comunidad. Por ejemplo, si trabajas en un restaurante te darás cuenta de la increíble cantidad de recursos con los que cuentas para preparar comidas. Además de estos recursos en los restaurantes, hay una gran cantidad de gente que vive en pobreza extrema y le es imposible acceder a una comida sana a diario. ¿cómo aprovechar estos recursos?

Para resolver este problema se necesita conocer el contexto de los restaurantes, la comida y la situación de las personas que viven en situación de pobreza, ¿cuál será la mejor solución para proveer una comida sana y continua a estas personas utilizando los recursos de los restaurantes locales? Muchas soluciones pueden venir a nuestra mente de manera intuitiva, sin embargo, ¿Quién mejor para entender cómo aprovechar la comida que un cocinero? ¿Quién mejor que una Asociación Civil que ha trabajado apoyando en temas de pobreza en la comunidad para explicar cómo servir mejor a estas comunidades? Cuando juntamos nuestro conocimiento encontramos soluciones muy ingeniosas para resolver los retos de nuestras ciudades, estados y países.

Para hacer hacking cívico se necesitan de herramientas que faciliten la distribución e interacción con soluciones como la tecnología y el software. Es por esto, que el Hacking Cívico se ha relacionado mucho con tecnología, ya que es un perfil esencial en su ejecución. Sin embargo, no está limitado a este perfil, sino que complementa a todos los demás.

Espacios como las [Brigadas de Hacking Cívico] (http://www.meetup.com/Open-Data-Monterrey/) y Hackatones Cívicos permiten que personas con diferentes perfiles coincidan para encontrar los retos de nuestra sociedad y colaborar para buscarles solución desde nuestros diferentes contextos. Hace falta que se abran más espacios como estos para reflexionar y actuar ante nuestra realidad.

¿Cómo prácticas el hacking cívico todos los días? ¿Qué espacio necesitas para convertirte en un hacker cívico? Queremos escuchar los ejemplos de todas las profesiones, ocupaciones y oficios.