Mamá, papá: ¿De dónde viene la tecnología cívica?

Ya contestada la pregunta de qué es la tecnología cívica, toca el turno de responder otra de las grandes interrogantes de la Tecnología Cívica: ¿De dónde viene? Primero que nada debemos comprender que no la trae la cigüeña ni crece en el huerto de las coles. La tecnología cívica viene de una variedad de organizaciones, gobiernos y empresas. Los modelos para crear tecnología cívica son incluyentes y tienen diferentes formas y colores. Algunos de los modelos que se pueden utilizar hasta el momento son:

  • Desde el Gobierno: El gobierno es uno de los principales responsables de que se cree tecnología cívica, ya que es uno de los principales responsables en resolver los problemas del ámbito público. Para lograr esto, algunos gobiernos no sólo han incorporado organizaciones de tecnología en sus agencias, sino que también han creado agencias de tecnología cívica. La más famosas de estas es la Agencia de Gobierno Digital de Reino Unido (GSA) que trabaja con el gobierno para crear Servicios Digitales.
  • Desde la Sociedad Civil: El llamado tercer sector, está enfocado en solucionar problemas importantes para nuestras comunidades. Es por esto que muchas asociaciones civiles han volteado a ver a la tecnología como una herramienta para lograr sus metas. Ejemplos de estos se encuentran en el CIC, con su herramienta de reportes, Tehuan y el Instituto Mexicano de la Competitividad con Legislador Transparente.
  • Desde la Iniciativa Privada: Muchas compañías y negocios están volteando a ver a la tecnología cívica como un producto efectivo para generar valor a los usuarios. Muchas de los equipos que han trabajado en Retos Públicos son un ejemplo de compañías y startups que han volteado a ver el sector público como una manera viable de creación de valor. También existen otras compañías trabajando con estos principios como: Open Counter, MapBox, Climate Corporation y grandes compañías como Microsoft están abriendo sus áreas de tecnología cívica.
  • Desde la Comunidad: No es necesario pertenecer al gobierno, sociedad civil o privada para participar en la ciudadanía. También se puede contribuir siendo voluntario de las Comunidades Cívicas y Brigadas que se están creando en el mundo, como las Comunidades Cívicas de Codeando México y el programa de Brigada de Code for America.
  • Algunos que no se han inventado: La tecnología cívica es un concepto bastante nuevo. Es comprensible que aún no entendamos por completo cuál es la mejor manera de operar para empujar su enfoque de mejorar nuestra sociedad. En los próximos años, veremos más modelos híbridos de tecnología cívica en donde colaborarán gobierno, sociedad civil, empresas y comunidades. Esto originará nuevos modelos y certificaciones para las organizaciones como las B Corporations y las Empresas Socialmente Responsables.

Sin importar el modelo en el que se decida trabajar, la tecnología cívica debe crearse al incluir a todas las personas que se verán beneficiadas por ella. Necesitamos de las opiniones, ideas y preguntas de todos los perfiles en las comunidades para crear la tecnología incluyente e innovadora que necesitamos, ¿cómo vas a empezar a hacer tecnología cívica tú? Si estás interesado en comenzar a crear tecnología cívica a través de las Comunidades Cívicas de Codeando México, mándanos un correo a equipo@codeandomexico.org.

Imagen: Flickr/Mierdamian Rondana