El día después

Cuando en nuestra vida está por llegar algún acontecimiento importante, que posiblemente la cambiará de alguna u otra forma temporal o para siempre, nuestros sentidos están alertas: ansiedad, emoción, expectativa, repulsión o alegría. Sea bueno o malo lo que está por venir, nuestra mente y cuerpo lo esperan y se preparan para ello. Cuando en nuestra vida el acontecimiento importante ya sucedió y la cambió de alguna u otra forma temporal o para siempre, el día después es una jornada extraordinaria, indescriptible. El día después puede ser la consumación de todo aquello que se esperaba, y con esto alegría, festejos; puede ser cruel, la expresión máxima de “todo sigue igual” o sumamente retador “¿ahora qué sigue?”.  En pocas palabras el día después es árido, complejo; nuevas puertas se abren, diversos caminos y decisiones que tomar. Lo que el día después demuestra es que lo que aconteció es sólo el inicio de algo que está recién comenzando.

Las elecciones del 2015 que vivió México son un ejemplo claro del gran suceso y del día después, ayer lunes, inicio de semana y comienzo de un nuevo capítulo en la vida política de este gigante país.

Antes de las elecciones,hablamos sobre herramientas tecnológicas que ayudarían a tener un voto informado, que buscaban crear una nueva forma de participación, para ciudadanos comprometidos con el quehacer político de nuestro país. Tinders para candidatos, visualizaciones sobre gastos de campaña, herramientas para realizar denuncias y compartir nuestro cívico dedo pulgar, sitios web para conocer el pasado de nuestros candidatos y plataformas para acceder a todos los compromisos que hicieron para su futuro. En resumen nuevas y creativas soluciones tecnológicas para acompañar al mexican@ en su hermoso y complicado deber ciudadano.

Pero hoy, el día después, la pregunta sin duda en este tema es, ¿qué sigue?, ¿dejaremos a estas soluciones y lo que lograron atrás? ¿Las desecharemos pensando que ya lograron su cometido? ¿Buscaremos otras soluciones, nuevos productos y más herramientas? La continuidad y el seguimiento son dos cuestiones claves y difíciles de conseguir en cualquier proyecto, actividad o acción que realicemos en nuestra vida. Si la perseverancia fuese un valor fácil de adoptar, nuestra realidad posiblemente no sería similar a la que vivimos hoy en día. Si en nuestras ciudades no se hubiese ni desechado tanto, ni olvidado tanto, posiblemente la historia sería distinta, una de esfuerzos conjuntados, proyectos participativos, planes y sueños en común.

La reflexión que nos toca hacer hoy, desde este punto de vista, se centra en, ¿cómo y qué sigue para las herramientas de tecnología cívica después de las elecciones? Vimos una creación y uso sin precedente de estas, pero es importante apuntar que aquí no termina la tarea, y esta no es sólo de las mentes creativas que se dedicaron a sorprendernos con sus productos tecnológicos, sino de todos, como sociedad que busca por fin darle seguimiento y continuidad a un proyecto de país.

¿Qué sigue para las herramientas de Tecnología Cívica y para nosotros como ciudadanos?

  • Hoy como ciudadanos debemos exigir transparencia máxima en los resultados electorales y en los gastos de campaña, así como hicimos uso de la información, y las diversas infografías y visualizaciones antes y durante las elecciones. INE Fácil
  • Hoy debemos seguir con y reforzar nuestra mente crítica como ciudadanos, ser indagadores; así como investigamos antes y durante las elecciones. Disfuncionarios.org
  • Hoy como ciudadanos debemos exigirle a nuestros nuevos gobernantes que cumplan con cada una de las acciones que se comprometieron como candidatos, así como les exigimos antes y durante las elecciones. Candidato Transparente, Ligue Político
  • Hoy como ciudadanos debemos, darle seguimiento a las numerosas denuncias y reportes que se hicieron a través de las herramientas tecnológicas; antes y durante las elecciones.Visor Electoral, Denunciaelectoral.mx

Y hoy sobre todo, como ciudadanos debemos seguir comprometidos en la vida pública de nuestro país, como lo demostramos a través de las diversas aplicaciones tecnológicas; de nada servirá el despertar de una sociedad, si se vuelve a dormir. Que el día después no sea el término de varios meses de proselitismo político, sino el inicio de una transformación profunda, que sólo se alcanzará si logramos comprometernos, darle seguimiento y continuidad a lo que comenzamos. Hoy la comunidad tecnológica que creó las numerosas aplicaciones por y con nosotros nos necesita. Como país no lograremos resultados si seguimos multiplicando y solapando esfuerzos, en vez de colaborar; no conseguiremos lo que tanto anhelamos si somos fáciles para olvidar y desechar. No veamos el 7 de junio como algo que terminó, sino como algo que apenas está empezando. Que el día después del triunfo de un candidato, sea el nuestro como sociedad civil.

Si te interesa colaborar en alguna de las iniciativas, escríbenos a equipo@codeandomexico.org.