Mapas abiertos, ciudadanía y computación visual

Durante estos últimos meses hemos visto cómo los mapas están cobrando mucha relevancia para la ciudadanía. Ya que la mayoría de nosotros utilizamos aplicaciones en el celular que interactúan con un mapa, pero por lo general no prestamos atención del trasfondo que tiene este servicio.

Hablar de mapas en Internet ha sido sinónimo de Google Maps. Para aquellos, como un servidor, que ya tenemos más de dos décadas utilizando servicios online podemos recordar a Mapquest, aplicación que inició todo el movimiento cartográfico por medio de sus primeros servicios. Pero no vamos a realizar un viaje histórico, simplemente estoy marcando una tendencia en lo relacionado al uso de tecnologías que por lo general acaban siendo reemplazadas por plataformas con más valor para el usuario final.

Es con esto que quiero hacer una pausa para reflexionar sobre la información plasmada en los mapas, que ahora es una funcionalidad básica de las mayoría de las aplicaciones con las que interactuamos. Sin embargo, la mayoría de nosotros pensamos que son de libre acceso y es aquí donde empieza a bifurcarse entre el valor a corto y largo plazo para los usuarios.

Movimiento de Open Data y mapas

La mayoría de los mapas y su información están en manos de empresas, lo cual deja abierto la privatización a su acceso. Pero sobre todo impiden que organizaciones e instituciones públicas las utilicen para el beneficio de la ciudadanía, por ahora muchas están permitiendo el acceso gratuito al servicio, pero todos sabemos que las agendas de las empresas pueden cambiar y pueden restringir el acceso sin que el gobierno pueda hacer algo al respecto.

Por dicha razón se inició el movimiento de OpenStreetMap, con el enfoque de mantener la información abierta para la sociedad y es bajo esta organización que se han liberado datos cartográficos en la mayoría de los países del mundo. Yo los conocí por primera vez cuando trabajé en mi primera Startup de bienes raíces donde los mapas son de mucha utilidad.

Un ejemplo de lo anterior, un gran esfuerzo que realizaron los miembros de OpenStreetMap México en el Proyecto de Importación del Marco Geoestadístico Nacional del INEGI. Con esto no sólo internautas Mexicanos se ven beneficiados sino cualquier organización y empresa que pueda serle útil contar con mapas actualizados abiertos.

Cartografía urbana y empoderamiento ciudadano

A principios de año trabajamos en una iniciativa en conjunto con Codeando México y OpenStreetMap México para coordinarnos con asociaciones de vecinos en la Ciudad de México y Guadalajara para realizar actividades de cartografía en zonas urbanas.

El objetivo plasmado por la Asociación de Vecinos de Lindavista Unida fué dar a conocer el impacto de la nueva línea de metrobus en la zona. Por lo cual necesitaban proveer información acerca del estado actual de las calles y como los espacios para estacionarse estaban siendo afectados.

La Delegación Gustavo I. Madero sufre de una alta tasa de incidentes de atropellamiento a peatones, por lo que también era importante recabar datos de las zonas críticas para el uso peatonal, las condiciones de las ceras y el deterioro de los pasos de peatones. Tener la posibilidad de visualizar el desgaste de las vías peatonales.

Las actividades de mapeo en campo se realizaron por medio de la app de Mapillary, donde los vecinos solamente necesitan tener un teléfono celular con una cámara fotográfica y pueden realizar esta labor de documentar las condiciones de su entorno.

Esta labor se llevó a cabo en 5 días de actividades de mapeo en campo y nos permitió poder documentar toda la zona de Lindavista que ha sido afectadas por la creación de la línea de metrobus. Aquí pueden ver la zona mapeada por los vecinos de la asociación Lindavista Unida.

Con esto se ha demostrado que con las herramientas adecuadas la ciudadanía ahora tiene la via para documentar sus alrededores y darlo a conocer a toda la población, permitiendo abrir canales de diálogo con instituciones públicas para realizar actividades o proyectos para mejorar aquello que está afectando a la comunidad. Ahora cualquier persona puede ver las condiciones actuales de las calles de Lindavista.

Aquí hay que destacar la labor de comunidades como OpenStreetMap y GeoInquietos con figuras como Ulises, Octaviano, Miriam, Celine y más personas que han estado empujando la agenda de mapas abiertos; aquellos hackers cívicos dentro de Codeando México que se han interesado por realizar labores de mashups de datos con mapas.

Por mi parte seguiré apoyando iniciativas que permitan que ciudadanos utilicen herramientas tecnológicas para dar a conocer situaciones relevantes para la población, dando a conocer las maneras de generar información que beneficia a toda la ciudadanía para abrir el diálogo para mejorar nuestro entorno.

  1. Claudio Cossio trabajó en el área de Investigación y Desarrollo en Nearsoft LABS para el desarrollo de productos para el área de desarrollo de software, también colaboró con Mapillary una plataforma de computación visual y su objetivo es generar mapas visuales por crowdsourcing de fotos a través de una aplicación móvil.